tajine de pollo con orejones de albaricoque confitados

Cada vez que me acerco más a la comida árabe más me gusta. Este tajine jamás se me habría ocurrido prepararlo a mí porque pensaba que el dulce del caramelo de los albaricoques no pegaría con el salado de la salsa del pollo, pero está claro que no se puede opinar sin saber, y por eso me encanta probar cosas nuevas porque encuentro grandes descubrimientos cómo este que te estoy a punto de contar:

¿Qué necesitamos?

¿Cómo se hace?

  1. Lavamos bien el pollo.
  2. Cortamos la cebolla en trozos pequeños y la ponemos a rehogar en la olla exprés con 2 cucharadas de mantequilla y un chorreoncito de aceite de semilla.
  3. Cuando estén transparentes las apartamos y en el mismo aceite sellamos la carne a fuego fuerte.
  4. Cuando esté dorado el pollo por los dos lados le añadimos la cebolla y las especias. Removemos y añadimos agua hasta casi cubrir.
  5. Cerramos la olla exprés y dejamos que se cocine a fuego medio.
  6. Ponemos a cocer los dos huevos.
  7. Para confitar los orejones de albaricoque ponemos a calentar en un cazo un vaso de agua y cuando rompa a hervir le añadimos 80 gramos de azúcar, 80 g de mantequilla y una pizca de canela molida. Cuando se funda la mantequilla introducimos los orejones y esperamos a que se espese la salsa pero sin que se llegue a oscurecer (porque si no se endurecerán).
  8. Cuando el pollo esté listo (unos 10 minutos), lo retiramos y dejamos que se espese la salsa en la olla a fuego alto.
  9. Cortamos los huevos en rodajas.
  10. Cuando estén los albaricoques caramelizados los añadimos también al plato y lo regamos todo con la salsa.

Esta receta la hemos tomado de un blog especializado en cocina árabe (http://www.recetashalal.com/tajine-de-pollo-con-albaricoques-caramelizados) que guardaremos para preparar algún que otro plato más que me ha enamorado.

Para acompañar he preparado un cuscús con Ras el Hanout, que le queda perfecto a esta receta porque se ha impregnado de la salsa y ha quedado la comida para chuparse los dedos, así que otra receta más para favoritos.

Deja un comentario