Wellington de Pollo Tandoori Masala, por Sergio Benito

Dicen que una imagen vale más que 1000 palabras y que mejor ejemplo que la propia portada de este artículo donde te voy a enseñar a hacer el que es, probablemente, el mejor Wellington (y el más barato) de pollo que jamás hayas probado.

Si, has leído bien, vamos a hacer una pequeña revisión de 2 clásicos de la cocina internacional. Por un lado, vamos a quedarnos con lo mejor del solomillo Wellington (con perdón del propio solomillo) que es la masa fina y crujiente que, además, vamos a llevar a un nuevo nivel de sabor y por el otro lado vamos a coger el pollo tandoori con sus matices, aromas y sabores tan especiales y los vamos a fusionar en una receta tan sorprendente, espectacular y soberbia que, probablemente, estés disfrutándola cada vez que puedas.

Las especias tandoori masala (yo uso las de todoespecias.com porque son las mejores (y son los mejores) y más naturales sin colorantes artificiales) son picantes y pueden ser muy agresivas si no las sabes combinar bien, pero con maestría vamos a hacer que ese picante tan agresivo se quede en un frutal y muy suave picor que nos va a llenar el paladar de placer y de gozo el corazón. La combinación de especias, masa, semillas y la increíble salsa de yogurt con la que vamos a acompañar esta receta culminan con una lagrima recorriendo tu mejilla de puro placer carnal. Ojo a esto porque puede ser pecado.

Además, al final de este artículo, te voy a dar un par de opciones extra que puedes hacer con esta misma receta. ¿Qué más se puede pedir? Y sin dar más vueltas ni enrollarme en exceso te dejo con lo que de verdad importa:

Ingredientes para 4 personas:

Para el pollo Wellington:

  • 2 bolas de Masa de pizza de unos 250g/una
  • 2 pechugas de pollo limpias de piel y hueso (sin el solomillo)
  • 4 lonchas de queso havarti
  • 6-8 lonchas Bacon ahumado
  • 6 espárragos trigueros
  • 2 bastones de queso maasdam o gouda (de 1 dedo de grosor)
  • 2 cucharadas soperas de especias tandoori masala
  • 1 huevo batido
  • sal
  • pimienta negra

Para la cobertura de la masa:

Para la salsa de yogurt:

  • 300g de yogurt griego normal natural
  • Abundante cilantro fresco
  • El zumo de 1/4 de limón
  • La ralladura de 1 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de sazonador tzatziki
  • sal
  • pimienta negra

Elaboración:

  1. Limpia las pechugas de grasa y retira el solomillo si lo tuviera. Ábrelas en libro, salpimenta al gusto y pon sobre estas pechugas abiertas el bastón de queso maasdam y los trigueros. Enrolla las pechugas sobre sí mismas y pásalas por las especias tandoori para que se fijen bien a toda la parte exterior. A continuación, envuélvelas en papel plástico de cocina y después en papel de aluminio, este paso es importante, debes de apretarlo bien para que se quede con una buena forma cilíndrica. Pon a cocer las pechugas ya envueltas en agua hirviendo durante 15 minutos (15 minutos partiendo desde agua hirviendo). Saca las pechugas y mételas al frío, lo suyo es que se enfríen bien durante al menos 6 horas, pero si tienes prisa entre 30 y 60 minutos en el congelador y las tendrás listas.
  2. Haz la mezcla de especias y semillas para cubrir la masa mezclando estas en un bol y estirándolas sobre una bandeja plana.
  3. Estira la masa de pizza sobre la mesa de trabajo con sémola de trigo dándole una forma lo más rectangular posible y estirándola con el rodillo hasta que tenga un poco menos de 1/2cm de grosor. Ponla en vertical hacia ti y en una esquina pon las lonchas de bacon, el queso havarti y el rollito de pollo tandoori sin las puntas y enrolla la masa sobre si misma hasta llegar a la otra punta y presiona para que se pegue. Pinta la masa con huevo batido y pásala por la bandeja de la mezcla de especias y semillas haciéndola rodar por la bandeja, la idea es que se impregne por todos lados. Pon el Wellington de pollo sobre una hoja de papel de horno, pincha la masa con un tenedor (es opcional para que no se hinche) y llévala a hornear.
  4. Hornea sobre piedra preferiblemente a 220ºC sin ventilador y con calor arriba y abajo durante 18-20 minutos.
  5. Una vez horneado déjalo sobre una rejilla que se atempere durante 10 minutos.
  6. Mientras se atempera prepara la salsa de yogurt mezclando los ingredientes en un bol y moviéndolos bien hasta integrar.
  7. Corta el Wellington de pollo tandoori en rodajas de 1-1,5 dedos de grosor y colócalos en los platos de presentación, sirve acompañando con un poco de salsa sobre cada rodaja.
  8. En si el Wellington ya es una comida completa pues lleva hidratos, verduras y proteínas, pero podrías servir sobre un puré de patatas y acompañar con algunos trigueros a la parrilla más (esto es opcional por supuesto).
  9. Sólo te queda disfrutar a ti y a tus comensales de esta gozada. No es tan picante cómo lo sería sólo la pechuga de pollo, junto con el yogurt y la masa de pan se suaviza muchísimo y se queda un picante suave muy agradable y aromático.

Notas:

  • Puedes usar una masa de hojaldre si lo prefieres.
  • Puedes cambiar el cilantro de la salsa por cebollino
  • Puedes añadir otras semillas cómo chía, lino dorado y marrón, amapola, etc…
  • Podrías cambiar por otras especias cómo curry de madrás, 5 especias chinas, garam masala, etc…
  • Puedes hacerlos hasta enrollarlos en la masa y congelarlos así y tenerlos disponibles congelados hasta el momento de usar unos días o semanas después. Cuando vayas a usarlos los puedes sacar la noche anterior del congelador a la nevera y al día siguiente hornearlo de la manera habitual.

El vídeo con la preparación:

Otras ideas de presentación y usos:

Cómo fiambre de pollo especiado.

Cómo aperitivo frito en vez de como plato principal (empanado= harina + huevo + pan rallado).

 

 

 

Deja un comentario