Mostrando: 1 - 2 de 2 RESULTADOS

Calabacines Dukkah

calabacines dukkahLos calabacines, igual que las berenjenas, tienen una forma que da mucho juego para cocinarlos al horno porque los puedes rellenar de lo que se te antoje y luego gratinarlos, quedando un plato súper sano y muy apetecible a la vista.

Esta vez los hemos rellenado de un sofrito de verduras y jamón sazonados con especias dukkah, que están requetebuenas porque aparte de especias lleva varios tipos de frutos secos que al comerlos sientes el crujiente de ellos y te resulta súper orgásmico, y todo esto sin exagerar. Bueno, te cuento como los he hecho:

¿Qué necesitamos?

  • Verduras: 3 calabacines, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 pimiento y 1 tomate.
  • Unos taquitos de jamón o carne picada.
  • Un chorreoncito de vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Pan rallado.
  • Queso rallado para gratinar.
  • Especias: 1 cucharada de especias dukkah, pimienta negra recién molida, orégano y sal.

¿Cómo se hace?

  1. calabacines al hornoLavamos y cortamos los calabacines longitudinalmente. Los salpimentamos y los metemos en el horno hasta que estén blanditos.
  2. Hacemos un sofrito con las verduras cortadas en trocitos muy pequeñitos, rehogadas en aceite de oliva.
  3. sofrito con especias dukkahLe añadimos el jamón y las especias. Removemos y le añadimos el vino blanco. Esperamos a que reduzca.
  4. Sacamos los calabacines del horno, los vaciamos con cuidado de no quemarnos e incorporamos el interior en el sofrito. Removemos durante unos minutitos.
  5. calabacines rellenosCogemos el sofrito y lo metemos en el interior de los calabacines, le espolvoreamos un poco de pan rallado, queso y orégano y los gratinamos unos minutos más en el horno. Voilá!

Que pintaza tienen y que ricos están. Seguro que se te antojan unos cuantos para cenar.

Vinagreta de arándanos y especias dukkah

vinagreta de arandanos y especias dukkahLas especias dukkah son una mezcla egipcia de especias y frutos secos, con un sabor tan apetecible que se te antoja usarlo con todo. Contiene avellanas, pistachos, sésamo, comino, cilantro y un toque de pimienta. Esta combinación la hace ideal para numerosos platos como guisos, rebozados, sazonada sobre un pan con un poco de aceite, como condimento de ensaladas, etc. Así que hoy se me ha ocurrido usarla para hacer una vinagreta para mi ensalada, que nunca hago dos iguales… Os cuento cómo la he hecho:

¿Qué necesitamos?

  • 7 cucharadas de aceite de oliva.
  • 3 cucharadas de vinagre (yo usé de manzana).
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Un puñado de arándanos (unos 100 gramos).
  • Una cucharada de especias dukkah.

¿Cómo se hace?

  1. Hidratar los arándanos durante una hora aproximadamente (también los puedes usar secos pero estarán más duros al tacto).
  2. Cortar los arándanos en trocitos muy pequeñitos.
  3. Mezclar todo en un bol, remover y verter sobre la ensalada.
  4. No esperar mucho para usarlo porque si no los arándanos absorberán todo el líquido y adiós a la vinagreta.

Las frutas deshidratadas nos dan mucho juego para hacer vinagretas o salsas, y cómo quedan tan bien con los frutos secos, al combinarlos conseguimos un abanico muy grande de posibilidades para hacer cientos de aliños diferentes. Además de darle color y aportarnos los beneficios de la fruta.

A %d blogueros les gusta esto: