Hacer pan no es fácil, pero es chulo. Comer pan casero es una de las sensaciones más satisfactorias para alguien que le gusta hacer las cosas por sí mismo.

pan de semillasEs como volver a la era de antaño, dónde no había maquinas industriales ni robots de cocina, y saborear el arte de lo artesanal. Te manchas las manos, pero te diviertes. Te duelen las muñecas de amasar, pero no desistes. Entras en una encrucijada en la que no puedes parar de pensar… este pan no me queda duro… ¡por mis huevos!

¿Qué necesitamos?

¿Cómo se hace?

  1. Machacamos la levadura y la disolvemos en el agua templada.
  2. Añadimos la sal y la harina y amasamos durante unos 10 minutos como mínimo.
  3. Tapamos la masa con un trapo y la dejamos reposar durante una hora en un sitio seco.
  4. masa de pan con semillasPasada la hora veremos que habrá duplicado su tamaño. Dividimos la masa en las porciones que vayamos a usar para hacer los panecillos y cada una la mezclamos con las semillas que vayamos a utilizar. Yo hice uno de hinojo, otro de anís, otro de semillas de cardamomo (que previamente saqué de su vaina y machaqué un poco), otro de sésamo, otro de pimienta rosa y otros dos de frutos secos (nueces y pipas).
  5. Amasamos a conciencia cada bola mezclada con las especias y una vez las tengamos todas las volvemos a tapar y las dejamos otra vez reposar por otra hora.
  6. Precalentamos el horno a 250º
  7. pan para hornearHacemos unos cortes en el pan para que suban más y se hagan mejor por dentro.
  8. Pulverizamos agua azucarada por encima de los panecillos y un poco de harina, para que queden más rústicos, y cuando el horno esté a la temperatura metemos los panes en la 2º altura del horno (contando desde abajo) y bajamos la temperatura a 200º. En 30 o 35 minutos ¡ya los tienes listos! No más que se endurecen.

One reply on “Pan de semillas

Deja un comentario