He descubierto recientemente que el mundo de los muffins es amplio y extenso. Antiguamente sólo se preparaban las clásicas magdalenas, luego salieron las magdalenas con chocolate o mermelada y ahora existen un sinfín de magdalenas más sofisticadas, que llevan frutas, yogurt, nata, o incluso con sabor a mojito.

muffin de chocolateEn esta ocasión las hemos preparado de vainilla, almendras y chocolate y para realzar el sabor del chocolate le hemos puesto pimienta de sichuan, que es la vaina de un fruto procedente de un árbol originario de la provincia de sichuan (China). Tiene la cualidad de realzar los sabores gracias a que estimula las glándulas gustativas, haciéndolas más receptivas a todo lo que probemos. A penas pica, sólo un poco y por eso está emparentada con la familia de las pimientas.

Bueno os cuento cómo se hacen estos riquísimos muffins que a mi niño le han vuelto loco:

¿Qué necesitamos?

  • 150 g de chocolate negro (troceado).
  • 120 g de mantequilla (en pomada).
  • 325 g de harina (especial repostería).
  • 125 g de azúcar moreno.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 180 ml de leche entera.
  • 3 cucharadas de almendras, en polvo (o en trocitos muy pequeños).
  • Especias: 1 vaina de vainilla y 2 granos de pimienta de sichuan.

¿Cómo se hace?

  1. Primero fundimos el chocolate con la mantequilla en un cazo y cuando esté derretido lo apartamos y le añadimos el interior de una vaina de vainilla, la pimienta de sichuan (hecha polvo) y el azúcar. Removemos bien y dejamos enfriar.
  2. A continuación le agregamos los huevos y batimos.
  3. Encima de los líquidos tamizamos la harina, la levadura y el bicarbonato. Lo pasamos a un bol y removemos bien hasta homegeneizar.
  4. recipiente muffinsAñadimos la leche y por último las almendras. Volvemos a remover y ya tenemos preparada la masa. Ahora sólo queda introducirla en la bandeja con moldes para magdalenas (hay que llenarla 3/4 partes aproximadamente) e introducirla en el horno (que previamente habremos precalentado a 180º). Yo he necesitado 25 minutos a 180º, si ves que no es suficiente (haciendo la prueba del palillo en el centro) lo dejas un poquito más y se acabó.

Si te gusta mucho el chocolate le puedes añadir al final unas perlas de chocolate o chocolate blanco troceado, por ejemplo, cortado en pedacitos pequeños. Le darán un toque más suave y dulce. Pero así tal cual también están para morirse.

Deja un comentario