Mostrando: 1 - 6 de 6 RESULTADOS

Tajine de pollo con albaricoques confitados

tajine de pollo con orejones de albaricoque confitados

Cada vez que me acerco más a la comida árabe más me gusta. Este tajine jamás se me habría ocurrido prepararlo a mí porque pensaba que el dulce del caramelo de los albaricoques no pegaría con el salado de la salsa del pollo, pero está claro que no se puede opinar sin saber, y por eso me encanta probar cosas nuevas porque encuentro grandes descubrimientos cómo este que te estoy a punto de contar:

¿Qué necesitamos?

¿Cómo se hace?

  1. Lavamos bien el pollo.
  2. Cortamos la cebolla en trozos pequeños y la ponemos a rehogar en la olla exprés con 2 cucharadas de mantequilla y un chorreoncito de aceite de semilla.
  3. Cuando estén transparentes las apartamos y en el mismo aceite sellamos la carne a fuego fuerte.
  4. Cuando esté dorado el pollo por los dos lados le añadimos la cebolla y las especias. Removemos y añadimos agua hasta casi cubrir.
  5. Cerramos la olla exprés y dejamos que se cocine a fuego medio.
  6. Ponemos a cocer los dos huevos.
  7. Para confitar los orejones de albaricoque ponemos a calentar en un cazo un vaso de agua y cuando rompa a hervir le añadimos 80 gramos de azúcar, 80 g de mantequilla y una pizca de canela molida. Cuando se funda la mantequilla introducimos los orejones y esperamos a que se espese la salsa pero sin que se llegue a oscurecer (porque si no se endurecerán).
  8. Cuando el pollo esté listo (unos 10 minutos), lo retiramos y dejamos que se espese la salsa en la olla a fuego alto.
  9. Cortamos los huevos en rodajas.
  10. Cuando estén los albaricoques caramelizados los añadimos también al plato y lo regamos todo con la salsa.

Esta receta la hemos tomado de un blog especializado en cocina árabe (http://www.recetashalal.com/tajine-de-pollo-con-albaricoques-caramelizados) que guardaremos para preparar algún que otro plato más que me ha enamorado.

Para acompañar he preparado un cuscús con Ras el Hanout, que le queda perfecto a esta receta porque se ha impregnado de la salsa y ha quedado la comida para chuparse los dedos, así que otra receta más para favoritos.

Albóndigas de choco

albondigas de choco con patatas fritas¡Qué ricas las albóndigas de choco! Es la primera vez que las preparo y aún no entiendo cómo no las había hecho antes, y mira que las he comido en bares, pero nunca se me había ocurrido hacerlas hasta que las vi en el blog de «El fogón de la Perla Gris«. Como buen gaditano conoce perfectamente las recetas originarias de allí y he decidido prepararlas tal como lo explica, con la única variación de no echar ajo (porque no puedo tomarlo) y añadiéndole pan rallado a la masa de las albóndigas, porque no me quedaron consistentes para hacer las bolitas. Por lo demás perfecto. Os cuento cómo las hace:

¿Qué necesitamos?

  • ½ kilo de sepia (yo usé un poco más unos 650 g).
  • 3 huevos.
  • 1 cucharada de harina de trigo.
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas.
  • 1 litro de caldo de pescado.
  • 2 rebanadas de pan duro.
  • Aceite de oliva.
  • Pan rallado.
  • Especias: 1 manojo grande de perejil, pimienta negra recién molida, unas 4 hebras de azafrán y sal.

¿Cómo se hace?

  1. ingredientes albondigas de chocomasa para albondigasalbondigas rebozadasingredientes para la salsacaldo de pescado para la salsaalbondigas en salsaHacemos la masa de la albóndiga triturando la sepia junto con el perejil, la harina, 1 huevo, sal y pimienta.
  2. Cuando esté triturado todo hacéis bolitas, las pasáis por dos huevos batidos y luego por el pan rallado. Si os pasa como a mí que la masa os queda sin consistencia para hacer las bolitas le podéis añadir un poco de pan rallado o de harina más a la masa, según prefiráis.
  3. Cuando tengamos todas las bolitas las freímos en aceite muy caliente y las dejamos reposar en papel absorbente.
  4. Freímos las rebanadas de pan en aceite, las dejamos reposar unos minutos en papel absorbente y a continuación las echamos a la picadora junto a la cebolla y el perejil para preparar la salsa.
  5. Cuando lo tengamos todo picado lo tostamos en la olla hasta que esté doradito y a continuación le vertemos el caldo de pescado, el azafrán y las albóndigas.
  6. Dejamos que se cocinen hasta que veamos la salsa espesita (unos 15 o 20 minutos) retiramos y ¡a comer!

Están buenísimas y si las acompañas de unas patatas fritas para mojar en la salsita ya ni te cuento, mejor las pruebas.

Arroz con pollo de la abuela

arroz con polloMe encanta esta receta de arroz. Siempre hemos dicho en la familia que es el plato estrella de mi madre, lo haga cómo lo haga siempre le sale bueno. Es la receta de la abuela, pero en vez de pimientos verdes para freír hemos usado los rojos de asar, y en vez de colorante artificial hemos usado cúrcuma (la he conseguido convencer para que la use todos los días), pero el resultado es el mismo: impresionantemente bueno. Os cuento cómo lo hacemos:

¿Que necesitamos?

  • 6 puñados de arroz.
  • 1/2 kilo de pechuga de pollo.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.
  • 1/4 de vaso de vino blanco.
  • Verduras: 1 tomate pequeño, 1 cebolla, 3 zanahorias y un trozo de pimiento rojo (más o menos 1/3).
  • Especias: 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de tomillo, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1 cucharadita de cúrcuma, 3 hebras de azafrán, pimienta negra recién molida y sal.

¿Cómo se hace?

  1. Lavamos y cortamos las verduras en daditos.
  2. Freímos la cebolla primero en un poco de aceite de oliva y a continuación le añadimos las zanahorias, el pimiento y por último el tomate.
  3. sofrito de arroz con polloCuando las verduras estén pochaditas le añadimos el pollo troceado y las especias.
  4. A fuego alto removemos para sellar la carne por fuera y cuando esté doradita le añadimos el vino blanco y removemos.
  5. Cuando haya reducido el vino le echamos agua hasta cubrir la carne y esperamos a que hierva unos 5 minutos.
  6. arroz con pollo caldosoPasado ese tiempo, le echamos el arroz y bajamos el fuego a la mitad. Esperamos unos 15 o 20 minutos (depende del arroz) y ya lo tienes listo.

Cuando lo tengo servido en el plato siempre le añado un chorreoncito de limón. Hay gente que dice que eso es una ofensa para el cocinero porque enmascara todo el sabor, pero a mi me parece que no, que está más rico así y más fresco. ¡Pruébalo tú y me lo cuentas!

Lubina al horno con salsa de tomate campera

lubina en salsa de tomate camperaEsta receta la he elaborado a partir de otra llamada kabkabou, que no es más que un estofado de pescado con tomate, típico de Túnez. Lo que pasa es que en vez de hacerla como un estofado, en cazuela, he usado el horno porque no tenía recipientes tan grandes para cocinar 3 lubinas. De todas formas no creo que varíe mucho el resultado final.

Se usan elementos propios de su gastronomía, como son los limones encurtidos (o confitados), que en otro post explicamos cómo se hacen, y las aceitunas negras, que le dan un toque espectacular. Las especias que se emplean le quedan ideal, porque son el comino (que combina perfecto con el tomate) y el azafrán, que aparte de color dorado, le aporta un sabor único y característico a todo plato que se emplee. El resultado es impresionante y la salsa de «toma pan y moja» como decimos por aquí. Os cuento cómo se hace:

¿Qué necesitamos?

  • 3 lubinas.
  • Verduras: 3 cebollas, 1 pimiento rojo, 1 limón encurtido, 4 tomates.
  • 1 bote de concentrado de tomate.
  • Aceitunas negras sin hueso.
  • Alcaparras.
  • Aceite de oliva.
  • Especias: 0,5 gramos de azafrán, una cucharada de comino molido, pimienta negra y sal.

¿Cómo se hace?

  1. lubina marinadaLimpiamos las lubinas y las metemos en el recipiente dónde las vamos a cocinar al horno.
  2. Molemos en un mortero el azafrán y lo rociamos por encima de las lubinas junto con el comino, la sal, la pimienta y las alcaparras.
  3. Le vertemos por encima un poco de agua y frotamos bien la mezcla por la piel del pescado e interior. Lo metemos en el horno para que se vaya cocinando (a 180º). Mientras vamos preparando la salsa:
  4. salsa de tomate camperaPicamos dos cebollas finamente y las doramos en un cazo con un poco de aceite de oliva.
  5. Trituramos dos tomates con el concentrado de tomate y lo vertemos en el cazo junto con la cebolla.
  6. Le añadimos un poco de agua, sal, pimienta, el pimiento y la cebolla (cortados en juliana). Dejamos que se cocine a fuego lento por unos 20 minutos.
  7. Cuando espese la salsa la vertemos sobre las lubinas y le ponemos por encima los limones confitados y las aceitunas.
  8. lubina al horno con salsa de tomate10 minutos más al horno y ya las tienes listas.

Me gusta esta manera de preparar el pescado y además es una opción muy buena de salir de lo convencional.

Por otra parte, los limones confitados quedan genial en la salsa y se puede comer hasta la corteza, porque al haber estado macerado durante tanto tiempo ha hecho que se reblandezca, y al comerlos tienes esa sensación de querer más.

Flan de azafrán

flan de azafran¿Has hecho alguna vez flan casero? yo no lo había hecho antes, y la verdad es que el sabor no tiene nada que ver con los flanes industriales. Tampoco había usado el azafrán para hacer postres, siempre lo uso como colorante en arroces o para hacer algún curri, pero nunca en repostería, la verdad, y me ha sorprendido gratamente. Os cuento cómo lo he hecho:

¿Qué necesitamos? Para un flan como el de la foto.

  • 100 ml de leche.
  • 50 ml de nata.
  • 4 yemas de huevo.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Especias: unas hebras de azafrán y sal.

¿Cómo se hace?

  1. hebras de azafranflan de huevo al baño mariaTostamos un poco las hebras de azafrán en la sartén. Ésto hará que se intensifique su sabor.
  2. Llevamos a ebullición la leche con el azafrán y una pizca de sal.
  3. Batimos con unas barillas las yemas y la mezclamos con la nata, el azúcar y la leche.
  4. Ponemos el recipiente al baño maría, a fuego bajo, y removemos durante unos 20 minutos hasta tener la consistencia de una crema. Dejar enfriar y listo.

También se puede hacer al baño maría en el horno, tapando el recipiente con papel de aluminio, pero me parecía demasiado encender el horno durante tanto tiempo para un recipiente tan pequeño.

Cómo hacer Ras el Hanout

Ras el HanoutEl Ras el Hanout, que en árabe significa «lo mejor del mercado», es una mezcla de muchas especias que resulta fundamental en la cocina de Marruecos, Túnez y Argelia.

El Ras el hanout va bien con el cordero, el venado, los tagines y el cuscús.

Más información sobre esta especia en el siguiente enlace: Ras el Hanout

Como hacer Ras el Hanout:

  • Mezclar: 1 cucharada sopera de bayas de pimienta de Jamaica, 1 cucharada de granos de pimienta negra, 1 cucharada de hojas de macis, 1 cucharada de semillas de cardamomo (sacadas de sus vainas), 1 cucharadita de azafrán (en hebras), 1 varita pequeña de canela o casia machacada y 1 nuez moscada machacada.
  • Tostar todo en una sartén seca, remover con frecuencia hasta que las especias despidan olor y adquieran un color ligeramente marrón.
  • Dejar enfriar y moler.
  • Luego mezclar con una cucharada de jengibre molido y dos cucharaditas de cúrcuma.
  • Con todo ello se obtendrá 1/2 taza.

Comprar Ras el Hanout

A %d blogueros les gusta esto: